NECESITA ALBERGUE DEL PADRE PIO APOYO ECONÓMICO PARA DAR ESPERANZA DE VIDA A BEBES Y NIÑOS MALTRATADOS

Urge autoridades y empresas invertir en la infancia y en los ciudadanos del futuro.

Un grupo de diecinueve bebes y niños que han experimentado una difícil situación de vida a su corta edad al padecer maltrato, omisión de las autoridades, rechazo de la instituciones y de la sociedad necesitan hoy de la ayuda económica de las autoridades municipales, estatales, federales, empresas y de la comunidad para otorgar esperanza y proyectos de vida a las víctimas, informó su director general Tomás González.

“Cada bebe tiene una dieta especial, así como estudios clínicos, cirugías medicamentos y rehabilitación dependiendo del caso, necesitamos apoyo económico fijo y a largo plazo nuestra población desafortunadamente tiende a crecer por la ola de violencia en el país. Necesitamos que inviertan en el futuro de la infancia de Jalisco y México”, expresó González.
El Albergue del Padre Pio se fundo el 22 de marzo 2008 como un proyecto social pero fue hace cinco años cuando se inicio la construcción de la casa hogar donde 14 personas entre enfermeras, auxiliares y cuidadores brindan atención y cariño a los infantes más vulnerables rechazados de las instituciones de asistencia y donde egresan bebes o niños con medidas precautorias urgentes por maltrato infantil, social ó fetal.
González indicó que la mayoría de los bebes y niños que egresan provienen de los municipios que integran la zona metropolitana como Guadalajara, Tonala, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco de Zuñiga y de los demás municipios jaliscienses donde la violencia y la pobreza, se aprovechan de los más vulnerables.
Ante las necesidades infinitas y los recursos limitados del Albergue del Padre Pio, el directivo exhortó a la comunidad empresarial, la sociedad y a las autoridades a participar con donativos y desplegó la campaña “Existen Desiciones que Cambian Vidas” y tu puedes hacer la diferencia con un donativo mensual recurrente.
Indicó que con el consumo diario de un refresco de 600 mil que tiene un costo $12.00 pesos ó una cajetilla de cigarros con un costo de $56.00 pesos, puedes cambiar la vida de uno de los 19 bebes que viven en el Albergue del Padre Pio, que necesitan alimentación, educación, abrazoterapia, atención médica, calidad de vida y amor.
Concluyo que tú donativo es para darle sustentabilidad a la casa hogar donde se brinda asistencia a bebes y niños de 0 a 5 años de edad que haya sido víctimas de maltrato social o infantil que vivan o no con VIH/SIDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *